Hablar en público ¿para qué?

Hablar en público ¿para qué?

Tengo un amigo que patrocina un horfanato en Liberia. Ahora quiere abrir uno mayor para ayudar aún a más niños. Necesita ayuda para este proyecto así que tiene que comunicar lo que hace y lo que quiere conseguir. Tiene un motivo para comunicar.
Tengo otro amigo que trabaja en una fundación encargada de luchar contra el alcoholismo. Sabe que debe llegar a mucha gente porque así podrá mejorar muchas vidas. Tiene un buen motivo para comunicar.

Cuando hablo en público me ayuda mucho conectar con mi para qué.

Me pregunto: lo que voy a compartir ¿es útil para mi audiencia? ¿puede mejorar sus vidas de alguna manera?

Si la respuesta es SI, entonces vale la pena el esfuerzo, la preparación y la exposición de mi persona ante los posibles juicios y críticas.

Hay muchísimas distinciones en comunicación que son muy importantes para poder brillar como un excelente orador pero, que no se nos vaya la pinza, ni las muletillas, ni los manerismos, ni tu apariencia son tan importantes como tu mensaje y la gente que lo va a recibir.

NUESTRO FOCO COMO COMUNICADORES DEBE ESTAR EN EL MENSAJE Y EN LA AUDIENCIA.

Desplazar el foco hacia tu mensaje y tu audiencia relajará tus exigencias sobre ti mismo y te permitirá concentrarte en lo verdaderamente importante. CUANDO COMUNICAS TÚ NO ERES LO MÁS IMPORTANTE, TU SOLO ERES UN CANAL A TRAVÉS DEL CUAL FLUYE TU MENSAJE.

A mí me ayuda mucho mirar a mi audiencia en silencio, sentir aprecio hacia ella y conectar con el regalo que estoy a punto de entregarles: un mensaje valioso porque está documentado, experimentado y vivido. Algo que, sinceramente, creo que aporta valor.

Así, el foco ya no está 100% sobre mí y mis imperfecciones.

Esto ¿puede ser útil para ti?

🎥 Aprovecho para decirte: ¡SUSCRÍBETE a mi CANAL DE YOUTUBE!
¡Hasta la semana que viene!

 


Conectar al hablar en público

Conectar al hablar en público

Hay un compendio de técnicas de hablar en público, la mayoría de ellas muy útiles e interesantes. Sin embargo, conocerlas no te "vacunará" contra la sensación que experimentes al verte delante de una audiencia mirándote.

La sensación que experimentamos al sentirnos expuestos suele despertar nuestras inseguridades más profundas: ¿notarán mi celulitis? ¿se me marcarán las arrugas? ¿se darán cuenta de que me faltan conocimientos de geografía, historia o economía? ¿les rechinará mi voz?

Ante semejante ametralladora de dudas sobre ti mismo ¿qué hace el cuerpo?

Se retrae, se cierra, precisamente para que todos esos "defectos" sean menos visibles

¿Y tu voz? ¿Qué hace tu voz?

Pues lo mismo, disminuye su volumen, su proyección y su resonancia con la esperanza inconsciente de así molestar menos e intentar pasar desapercibido. Eso siempre será mejor que fracasar ¿no?

NO, ROTUNDAMENTE NO

Tu audiencia quiere verte, conocerte tal y como eres, escucharte. Quiere ver tu cuerpo abierto, vibrar con tu voz y conocer tu esencia.

Y cuanto menos se la muestres menos interesante les resultarás.

Así, no queda otra que reconocer que tu inconsciente te está jugando una mala pasada y que debes hacer exactamente lo contrario de lo que te pide.

Abrete, libera tu voz enséñales quién eres, sin trampas.

La única manera de dejar huella es compartir tu verdadera esencia.

 

Recuerda esto la próxima vez que pienses "tierra trágame"

🎥 Aprovecho para decirte: ¡SUSCRÍBETE a mi CANAL DE YOUTUBE!
¡Hasta la semana que viene!

 


Coloca espacialmente tus ideas al hablar en público

Coloca espacialmente tus ideas al hablar en público

¿Dónde viven las ideas? Las ideas viven donde tú las coloques

Y...¿qué importancia tiene esto?

Solamente la congruencia y consistencia en tus mensajes...¡casi nada!

Colocar consistentemente las ideas en un lugar mientras estás hablando en público facilitará mucho la comprensión del mismo, a un nivel inconsciente todo tendrá mucho sentido si cada vez que te refieres a esa idea vuelves a "colocarla" en el mismo sitio y, además, darás una impresión como comunicador de gran dominio de tu cuerpo.

Esta habilidad la aprendí y adquirí en mi Trainer de Programación Neura-Lingüística, lo llamamos "anclajes espaciales" y, aunque pueda parecerte una habilidad menor, puede ser tremendamente persuasiva...

Fíjate en el vídeo porque es más fácil de entender cuando lo ves y porque te doy un consejito más...

¡Que lo disfrutes!

🎥 Aprovecho para decirte: ¡SUSCRÍBETE a mi CANAL DE YOUTUBE!
¡Hasta la semana que viene!

 


Hablar en público

Hablar en público

Cuando hablas con dos amigos ¿estás hablando en público?

Creo que la clave de un buen orador está en la naturalidad, ser como eres estés donde estés, también delante de una audiencia, si.

¿Es eso posible?

Por supuesto, solo requiere horas de vuelo, habilidades interiores y un par de técnicas ¿nos ponemos a ello?

Me gustaría abrir un espacio en estos posts para compartir mi experiencia como oradora y como formadora en oratoria. Pero, sinceramente, me aburren los monólogos, me encantaría escuchar tus sugerencias, experiencias y enseñanzas.

De esta forma, podría publicar sobre lo que más te interesa y tú podrías ayudarme a ser más sabia.

Que, ¿me ayudas?
En el próximo post hablaré de la localización espacial de las ideas , un tema bastante avanzado y bastante eficaz ante una audiencia.

Te espero...

🎥 Aprovecho para decirte: ¡SUSCRÍBETE a mi CANAL DE YOUTUBE!
¡Hasta la semana que viene!

 


El líder y su lenguaje corporal

El líder y su lenguaje corporal

En una excursión con amigos no pude evitar fijarme en su lenguaje corporal. Ya se, ya se que hay que desconectar del trabajo pero es que ¡esto me divierte!. Es curioso tomar consciencia de lo que suele ser inconsciente...y es que mucha de la información que emitimos con nuestro cuerpo es absolutamente inconsciente y, también lo es la que perciben los demás. Eso ¿la hace menos importante?

En absoluto. Es fundamental. Así es como funcionamos, somos animales con instintos y más vale que conozcamos lo que nos ocurre para poder actuar en consecuencia ¿no crees?

Lo que comunicamos con nuestro cuerpo no va a pasar el filtro del pensamiento crítico. Es decir, que si con mi postura y mis gestos parezco segura, los demás asumirán que tengo algo de lo que sentirme segura y no lo pondrán en duda. Esto puede ser una gran oportunidad.

Te sugiero que tomes consciencia de lo que transmites con tu cuerpo: obsérvate, grábate, pide feedback a tu gente querida...

Eso que transmites ¿es lo que deseas? Enhorabuena.
¿No lo es? enhorabuena, también, porque ahora que has tomado consciencia puedes empezar a realizar cambios. ¿Desde donde? Pues desde adentro y desde el cuerpo, ambas vías son útiles y la una junto a la otra funcionan mejor.
Iremos desgranando más todo esto en posts posteriores, mantente atento a próximas publicaciones

🎥 Aprovecho para decirte: ¡SUSCRÍBETE a mi CANAL DE YOUTUBE!
¡Hasta la semana que viene!

 


Carisma versus aferrarse a expectativas

Carisma versus aferrarse a expectativas

En el último concurso de oratoria en el que participé estaba realmente preparada. Había hecho mis deberes.

Fui pasando por los diferentes niveles hasta que llegué a la final nacional, allí hay gente realmente buena, llegar ahí ya era todo un éxito.

Conforme se iba acercando el día de la final empezó a visitarme una idea que me robaba la energía.

"Si ganas, si eres la campeona nacional, eso te irá muy bien para tu proyecto profesional"

Cuanto más pensaba en esto, menos natural me veía en los ensayos, menos expresiva, menos conectaba con mis emociones...

Gracias a una conversación honesta con un amigo me di cuenta de que me estaba aferrando a un resultado concreto y me di cuenta, también, de que esto me estaba separando de mis recursos. DARME CUENTA de lo que me pasaba fue la clave para reconectar con mi motivo más significativo: hablaba de mi historia, de cómo pude escuchar mi llamada, quería que la escuchara mucha gente porque estaba convencida de que alguien podría "despertar" al escucharla. Ganar el concurso sería, en todo caso, un beneficio adicional.

Este desaferrarme fue clave para poder disfrutar mientras daba mi discurso. El colmo fue que, encima ¡GANÉ! Fue una victoria desde dentro, fue un momento muy especial para mí.
Cuando eres capaz de estar presente mientras hablas en público y cuando te has preparado bien tu presentación ya solo te queda poner la intención de hacerlo lo mejor que puedas.
Será la mejor presentación posible en ese momento.
Si te aferras a la idea de un resultado concreto sufrirás y tendrás menos recursos de los que hubieras tenido, simplemente, disfrutando del momento.
Soltar expectativas te ayuda a estar más tranquilo cuando comunicas porque te libera de la presión de tener que conseguir algo concreto y porque te permite aceptar la idea de que comunicar bien es un proceso que no termina, que dura toda la vida y así, dejas de pelearte con la realidad.
Aprendamos de los niños cuando practican incesantemente con el monopatín: no pretenden hacer la pirueta perfecta a la primera, ellos disfrutan con cada intento, se ríen cuando se caen...DISFRUTAN CON EL PROCESO

Esta habilidad de disfrutar del momento comunicativo podrás entrenarla en mi próximo curso de carisma: https://marfelix.es/product/curso-de-carisma

🎥 Aprovecho para decirte: ¡SUSCRÍBETE a mi CANAL DE YOUTUBE!
¡Hasta la semana que viene!

 


Atención al cliente y estado

Atención al cliente y estado

No se puede dar lo que no se tiene. Si no te das momentos de presencia para ti...¿cómo vas a estar presente con tus clientes? Si no prestas atención a tus necesidades ¿cómo vas a enfocar toda tu atención en la persona que atiendes? Si no eres paciente con tus ritmos y lo que necesitas ¿cómo vas a tener paciencia ante las demandas de tu cliente? Si te criticas constantemente ¿cómo vas a tener una actitud positiva con tus clientes?

Todos, de una manera u otra, vendemos (productos, servicios, a nosotros mismos...) y, para ello, debemos comunicar.

El estado desde el que comunicamos marca la diferencia entre una atención correcta y una atención de calidad. Y este estado se entrena y se desarrolla con la práctica. Es fácil de explicar, no tan fácil de hacer. La forma más sencilla es con acompañamiento, con alguien que te facilite el camino.

En el curso de atención al cliente entrenamos esta habilidad como punto de partida de una atención humana exquisita y, sobre todo, como el primer paso para crecer como adultos.

https://marfelix.es/product/curso-de-atencion-al-cliente-como-dar-y-obtener-lo-mejor-de-ti/

🎥 Aprovecho para decirte: ¡SUSCRÍBETE a mi CANAL DE YOUTUBE!
¡Hasta la semana que viene!

 


Hablar en público...y que te escuchen

Hablar en público...y que te escuchen

Tienes tu presentación preparada, ya sabes cómo vas a empezar para captar la atención del público, tienes tus imágenes super chulas, has ensayado tu presentación. ¡Perfecto!

Una preguntita...¿qué vas a hacer para que te escuchen durante toda la presentación?

Cric-cric-cric (sonido de grillos)

En grandes audiencias se produce el "efecto oveja" por el que, protegido por el resto del rebaño, NO sentimos que el ponente pueda vernos ni escucharnos e, irremediablemente, antes o después nuestra mente empieza a divagar.
Para conseguir que una audiencia grande nos preste atención durante una hora tenemos que hacer algo más que hablar bien.
Necesitamos incluirles en nuestro mensaje.

Al fin y al cabo, no se trata de un orador separado de una audiencia sino de un grupo de personas que interacciona. Cuanta más interacción más atención.

Preguntarles y esperar a sus respuestas con una buena pausa, por ejemplo. ¿Que la audiencia es demasiado grande? siempre puedes generar la ilusión de que les preguntas haciéndoles preguntas, pausando, y después respondiendo tú. O puedes pedir que levanten la mano si piensan que...lo que sea.

En audiencias más pequeñas incluir también sus comentarios señalándoles cuando los mencionas o ya el super premium: recordar sus nombres. Hacer ese esfuerzo mental transmite un mensaje claro y potente: te veo, me importas, te tengo en cuenta.

Necesitamos sentirnos vistos y escuchados. Los oradores que tienen esto en cuenta consiguen que sus mensajes lleguen mucho mejor.

Al fin y al cabo sino...¿para qué hablamos?

🎥 Aprovecho para decirte: ¡SUSCRÍBETE a mi CANAL DE YOUTUBE!
¡Hasta la semana que viene!

 


Carisma versus miedo escénico

Carisma versus miedo escénico

Siente por un momento la planta de tus pies ¿ya? sigue enfocando tu atención en las sensaciones en la planta de los pies, la zona central, los dedos, el talón....

...En este preciso momento ¿qué problema tienes?

Los humanos tenemos una mente increíble que nos ha permitido viajar al espacio, crear vacunas, poder conectar con personas lejanas al momento...eso es fantástico. El problema es que esta mente prodigiosa puede ser también nuestra cárcel...si no sabemos ponerla a nuestro servicio, si no nos deja sentir el cuerpo y lo que está pasando en este momento sin más. ¿Te suena?

El momento comunicativo es un momento mágico. Requiere de toda nuestra presencia para poder enfocar nuestra atención en las personas que nos están escuchando, darnos cuenta de cómo lo están recibiendo, reajustar lo que sea necesario, bailar con ellos...

Eso requiere que nos quitemos importancia en ese momento y seamos un canal para el mensaje. El mensaje y los que lo escuchan es lo importante en ese momento y ahí debe estar nuestra atención.

Sin embargo, nuestra mente suele dispararse con todo tipo de preocupaciones sobre la impresión que los demás se llevarán de nosotros y todos los escenarios terribles posibles. Ahí es donde necesitamos aprender a estar presentes. Por eso es importante la presencia en la comunicación.
La presencia te permite dejar de juzgar, estar bien con lo que es y, desde ahí, fluir con lo que ocurra durante la exposición.

La presencia te permite sostener tus nervios, aceptarlos y darles la bienvenida sin intentar disimularlos (por juzgarlos inapropiados) y sin que te inhabiliten.

Vale la pena entrenar la presencia ¿no crees? además de los beneficios en comunicación tiene muuuuchos otros beneficios interesantes

Esta habilidad la practicamos en mi curso de carisma, un curso en el que mezclo oratoria con coaching y que te recomiendo con mucho cariño: https://marfelix.es/product/curso-de-carisma/

🎥 Aprovecho para decirte: ¡SUSCRÍBETE a mi CANAL DE YOUTUBE!
¡Hasta la semana que viene!

 


Liderazgo y conversaciones incómodas

Liderazgo y conversaciones incómodas

 

Al final, este tipo de comunicación difícil podría resumirse en dos fases: la primera, en la que escuchamos la verdad del otro y la segunda en la que contamos nuestra verdad.

En la primera fase, cuando escuchamos la opinión del otro, me  gustaría destacar la importancia de realizar un "detox" antes de devolverle lo que nos ha dicho, de esa forma conseguimos que baje la tensión y que pueda adueñarse de esa idea.

En la segunda fase, cuando nos expresamos, es importante que no pongamos el foco en convencer de nuestras ideas al otro sino de explicar nuestro proceso de pensamiento, de forma que pueda entender porqué pensamos lo que pensamos y pueda decidir por él mismo.

 

¡Suerte!

🎥 Aprovecho para decirte: ¡SUSCRÍBETE a mi CANAL DE YOUTUBE!
¡Hasta la semana que viene!