Los pensamientos tóxicos en las conversaciones difíciles

¿Te has sentido enfadado en una conversación difícil? ¿Has juzgado a la persona con insultos dentro de ti?

¡Bienvenido al club de los humanos!

En las conversaciones difíciles recibimos información negativa sobre nosotros y eso nos pone en modo amenaza. A partir de ahí es difícil no caer en el pensamiento dual en el que las cosas son o buenas o malas, las personas competentes o incompetentes y las situaciones justas o injustas: no hay término medio.
Mi pregunta es: ¿qué haces con esos pensamientos tóxicos? ¿sueles expresarlos o sueles callarte? y ¿cuál crees que es la mejor opción?

Lo cierto es que es un callejón sin salida: si lo expresas mal y si te lo tragas, también mal. ¿Hay alguna otra opción?

Desde mi punto de vista hay que salir de ese callejón sin salida para ver todas las opciones que, verdaderamente existen.

Y esto es lo que te propongo en este vídeo, tres pasos para:

1- Tomar consciencia de que tienes pensamientos tóxicos

2- Aceptar a esa parte de ti que los tiene

3- Hacerte responsable de ellos, empezando por trabajar tu estado. Hasta que no vuelvas a conectar contigo mism@ y con el otro no aparecerán nuevas opciones. En cambio, cuando reconectas puedes empezar a hacerte preguntas interesantes como: ¿hasta qué punto estoy contribuyendo al problema? ¿cómo puedo invitarle a que me cuente su verdad? y ¿cómo puedo contarle la mía?

Se que lo que propongo no es fácil, pero es el camino de la libertad para elegir en cada momento lo que realmente decides conscientemente y salir de nuestras rutinas defensivas.

Cuanto más lo ponemos en práctica más habilidosos nos vamos volviendo.
¡Animo con tus respuestas en las conversaciones dificiles!

🎥 Aprovecho para decirte: ¡SUSCRÍBETE a mi CANAL DE YOUTUBE!
¡Hasta la semana que viene!
Compartir