SI SOLO EN TI ESTÁS ENFOCADA…MEJOR NO COMUNIQUES NADA

Seguro que te ha pasado…

Hablas con alguien que no escucha, que solo parece querer hablar de sí misma/mismo y que está encantada/encantado de escucharse.

Eso es hablar, comunicar es otra cosa…

La comunicación es interacción birideccional

Ambos están interesados en el otro, ambos están percibiendo al otro tanto el que habla como el que escucha.
El que habla escucha el lenguaje corporal del otro, el que escucha percibe las palabras, el cuerpo, la emoción en la voz… TODO del otro.

Para eso hace falta presencia y conexión…y no abunda.

No me entiendas mal: no estoy sugiriendo que hay gente que es egocéntrica y que, por lo tanto, no puede conectar y que hay gente que no lo es y que, por lo tanto, sí pueden conectar.
Yo creo que es una cuestión de estados.

A veces estamos presentes, centrados, conectados y podemos estar enfocados en varias cosas a la vez: en el otro, en la interacción con el otro y en lo que me está pasando a mí ahora mismo.

Cuando podemos bajar el ruido de nuestros pensamientos (muchas veces fruto del miedo a qué pensarán de mí) y simplemente ESTAR AQUÍ con un interés genuino por el otro, con una curiosidad real por descubrir al otro, por conocer (su punto de vista, sus emociones, su experiencia…) ENTONCES SÍ, puedo comunicar.

¿Y eso cómo se hace?

Eso se entrena, entrenamos la atención igual que entrenamos el cuerpo.

Entrenamos estados cada día para dar lo mejor de nosotros mismos cada vez que tenemos la oportunidad de “tocar” a otros seres con nuestra presencia.

¿Quieres entrenar de forma más ordenada tu comunicación?

Estaré encantada de ser tu entrenadora, aquí te dejo mis entrenamientos en marcha.

Compartir